viernes, 29 de junio de 2012

Fuiste eso

Fuiste todo, fuiste nada. Fuiste una persona, fuiste nada.

Fuiste aquella persona que no movió ni un dedo por mi, 
mientras que yo movía montañas por ti. 
Fuiste aquella persona que jugó con fuego,
y termino huyendo del incendio. 
Aquella que formó un amor y al instante lo rompió.

Fuiste quien por un instante me llenó de momentos felices, 
que al final de la historia se volvieron tristes. 
Aquella persona que creyó que yo no sufriría, 
si algún día de mi vida partirías. 
Fuiste quien me hizo daño por completo,
tratando de arreglarlo con palabras y no con hechos. 
Aquella que entendió mis días de cambios,
y aún así supo apreciarlos. 
Fuiste quien por cierto tiempo me admiró,
y en un parpadeo me olvidó.

La vida no siempre te coloca delante de ti el verdadero amor. 
A veces solo te coloca a personas que tu crees, lo serán. 
Por eso y mucho más fuiste el todo de mi vida, pero ahora más que nunca...  
Eres el nada de ella.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada